¿Psicólogo o Psiquiatra? 3 diferencias y 4 mitos para decidirte

por Sonia Rodríguez
Veremos las diferencias entre el psicólogo y el psiquiatra, de manera que puedas decidir qué profesional necesitas
psicologo o psiquiatra diferencia

Inicio » Clínica » Psiquiatra VS Psicólogo

emA grandes rasgos, hay tres diferencias entre un psicólogo y un psiquiatra:

  1. Los psiquiatras estudian medicina, y luego se especializan en psiquiatría, mientras que los psicólogos clínicos estudian psicología y se especializan en clínica.
  2. Los psiquiatras pueden prescribir medicación, mientras que los psicólogos no.
  3. Los psiquiatras diagnostican, gestionan el tratamiento y ofrecen ciertas terapias para una serie de enfermedades mentales serias y graves. Los psicólogos se enfocan en hacer psicoterapia (terapia hablada) para ayudar a sus pacientes.

Son dos profesionales que utilizan herramientas distintas para tratar la salud mental de sus pacientes, y trabajan en entornos diferentes.

Además, muchas veces trabajan conjuntamente (suele ser beneficioso si se requiere).

Por ejemplo:

En un trastorno depresivo en el que el paciente no sale de la cama, el psiquiatra puede ver conveniente recetar medicamentos antidepresivos que apoyen la recuperación a través de una terapia psicológica.

En este artículo vemos estas diferencias en profundidad, de manera que puedas elegir si acudir a un psicólogo o a un psiquiatra, en función de lo que necesites.

También puedes ver la infografía que hemos preparado como resumen haciendo clic aquí.

👨🏻‍⚕️ ¿Qué es un psiquiatra? ¿Qué trata?

Como hemos visto, un psiquiatra es un médico que se ha especializado en psiquiatría, y aborda su intervención analizando un posible funcionamiento disfuncional del cerebro.

Por su formación, un psiquiatra tratará a sus pacientes abordando los síntomas desde una perspectiva fisiológica. Utilizará medicación u otras intervenciones médicas de cara a equilibrar la bioquímica del cerebro, teniendo en cuenta factores psicológicos.

Puede trabajar en muchos sitios:

  • Clínicas privadas
  • Hospitales públicos de la Seguridad Social, o privados.
  • Hospitales psiquiátricos, especializados en salud mental.
  • Como docente y/o investigador en universidades
  • Centros de investigación
  • En un centro de psicología
  • Residencias de ancianos
  • Prisiones

Trabajan a menudo con psicólogos, y tratan problemas de salud mental que pueden requerir la prescripción de medicamentos, como pueden ser:

  • Trastornos de ansiedad
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), común en los niños.
  • Trastorno bipolar
  • Trastornos depresivos
  • Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT)
  • Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)
  • Esquizofrenia

Otra diferencia es que los psiquiatras diagnostican utilizando pruebas psicológicas, evaluaciones individuales, e incluso pruebas de laboratorio para descartar las causas físicas de los síntomas.

Una vez que han hecho su diagnóstico, los psiquiatras harán un seguimiento para ver mejoras.

Pueden prescribirte medicamentos (como antidepresivos o antipsicóticos) y/o derivarte a un psicólogo para que recibas terapia.

🗣️ ¿Y qué es un psicólogo clínico? ¿Qué hace?

Los psicólogos clínicos estudiamos la carrera de psicología, y nos especializamos en psicología clínica, de cara a realizar terapia psicológica.

Esto es así porque un psicólogo se puede especializar en otras cosas, como recursos humanos o psicología deportiva.

Los psicólogos clínicos somos expertos en el comportamiento humano. Tratamos igualmente la salud mental de las personas, pero no podemos medicar (aunque por formación conocemos los fármacos principales que se utilizan en ciertas psicopatologías).

La terapia consiste fundamentalmente en analizar y plantear estrategias y técnicas de mejora a nivel de cogniciones (pensamientos), a nivel emocional y a nivel conductual.

Identificar y corregir pensamientos, conductas y emociones.

Podemos trabajar en los mismos sitios que los psiquiatras, pero ejerciendo nuestra profesión.

Por ejemplo, mientras que ellos, al ser médicos, estudian el MIR, los psicólogos que trabajan por la Seguridad Social estudian el PIR.

Además de también tratar problemas mentales y emocionales graves como los que hemos visto en el apartado anterior, solemos realizar terapia psicológica por ejemplo, para ayudar cuando:

  • Alguien se siente perdido en su vida o sufre una crisis existencial
  • No se gestiona bien el estrés, el agobio
  • Hay problemas emocionales puntuales que se necesitan resolver
  • Gestionar mejor las relaciones personales: de trabajo, de pareja
  • Ayudan a adoptar pautas con las que educar mejor a los niños
  • Mejorar problemas de autoestima
  • Superar un duelo o un trauma
  • Tratar fobias
  • Ganar habilidades de comunicación
  • Identificar y controlar conductas, pensamientos y emociones desajustadas
  • Consecución de objetivos
  • Tratar trastornos psicosomáticos 

Además de depresión, ansiedad, ataques de pánico o crisis, trastornos psicológicos, etc.

Realizamos nuestro diagnóstico a base de entrevistas, pruebas psicológicas y psicométricas.

Diseñamos un tratamiento y lo aplicamos en consulta mediante terapia psicológica, donde se hablará de los problemas y de las conductas disfuncionales. Y se aprenderán herramientas para gestionarlos y corregirlos (cómo técnicas de autocontrol emocional o de relajación).

En función de su orientación, podremos incluso proponer ejercicios que realizar en casa (como nosotras, en la Terapia Cognitivo Conductual).

Podremos tratar de manera unipersonal, hacer terapia de pareja, terapia familiar o de grupo.

Cuando se trata con niños, podemos realizar terapia jugando con ellos, lo que nos permite ver comportamientos o emociones inusuales en ellos, que muchas veces les cuesta expresar.

🚫 Creencias frecuentes… y falsas

En lo que refiere a cuándo acudir a un psicólogo o a un psiquiatra, hay una serie de clichés que son falsos y conviene conocer.

Así, seguro que no nos equivocamos.

Mito 1: el psicólogo es para los problemas leves, y el psiquiatra para los graves

Es una afirmación demasiado simplificada.

Ambos profesionales tratamos problemas de salud mental leves, moderados y graves, y a veces los tratamientos complementan entre sí.

Hay una serie de psicopatologías que están dentro del campo de actuación de ambos sanitarios, como la depresión o la ansiedad. Pero también la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

El enfoque en el tratamiento dependerá de las particularidades de cada paciente y de sus necesidades en cada momento.

Mito 2: con unas pastillas se solucionan los problemas

Falso.

Aunque hay situaciones en las que los psicofármacos ayudan, lo cierto es que hay muchas problemáticas en las que solo alivian los síntomas.

Hacen “de puente”.

Sin embargo, no eliminan el problema psicológico de fondo.

Por ejemplo, en una depresión prolongada causada tras la muerte de un ser querido, donde puede ser necesario adquirir herramientas para superar el duelo.

La idea sería que la persona aprendiese las habilidades necesarias para comprender qué le ocurre realmente, de manera que se rehabiliten sentimientos, emociones, pensamientos y conductas disfuncionales.

Mito 3: no pienso tomar pastillas, no es necesario

Este es otro error común.

Hay psicopatologías en las que es necesario complementar una terapia con fármacos (como por ejemplo, una esquizofrenia).

En otras, como una depresión, puede ayudar a reequilibrar la bioquímica cerebral, de manera que se alivie el sufrimiento y así la terapia haga su trabajo antes.

En estas ocasiones, los fármacos juegan un papel crucial para lograr ciertos resultados en el bienestar de la persona, que de otra manera serían imposibles de lograr.

Mito 4: la terapia psicológica es hablar y eso no vale de nada

Falso.

La intervención psicológica para resolver problemas de salud mental está respaldada por innumerables estudios clínicos y metaanálisis, y las investigaciones en este área siguen el método científico.

Está sobradamente demostrada la efectividad de la psicoterapia.

Por otro lado, hay ocasiones en las que una intervención psicológica a largo plazo se hace necesaria, puesto que la medicación no ha resultado útil.

Las sesiones de psicoterapia no consisten simplemente en hablar.

Los psicólogos nos encontramos constantemente evaluando, diagnosticando y tratando el problema a través de un plan de tratamiento que diseñamos específicamente para cada paciente.

Entonces ¿Acudo mejor al psicólogo o al psiquiatra?

¿Cuándo acudir a uno u a otro?

Depende.

Como hemos visto, el psiquiatra (simplificando) suele tratar problemas de salud mental que requieren una intervención a nivel bioquímico en el cerebro, generalmente en forma de medicación.

Son profesiones diferentes, que muchas veces se complementan entre sí.

Y si es “solo” ansiedad, ¿psicólogo o psiquiatra?

Aunque “solo” tengas ansiedad, estamos en las mismas.

Dependerá de tu caso concreto y de los criterios expuestos anteriormente.

Tal y como lo vemos nosotras, puedes hacer lo siguiente:

Si crees que es grave, pide una primera cita en tu médico de cabecera.

Pueden pasar varias cosas:

  • Que te recete medicación (cada vez menos, pero hay médicos que recetan antidepresivos y ansiolíticos sin indagar en el problema).
  • Que te derive derive al psiquiatra, a través de la seguridad social.
  • Que te derive, pero al psicólogo de la seguridad social (cuidado con esto, hay muy pocos psicólogos aquí, y es posible que tengas una cita cada tres meses).
  • Que te recomiende acudir a terapia, y tu elijas si venir a uno privado.

En cambio:

Si crees que necesitas aprender herramientas para el día a día, orientarte, gestionar el estrés, o simplemente ver qué te pasa y sentirte mejor, lo más recomendable sería que pidieras cita con un psicólogo clínico.

Te dejamos un artículo donde puedes ver cuándo ir al psicólogo.

En Heroicamente somos psicólogas y hacemos terapia online.

Te conoceremos, te escucharemos, nos pondremos en tu lugar, y te ayudaremos con las dificultades que ahora mismo te preocupan.

Si te interesa, puedes pedir cita, o apuntarte para recibir unos emails con contenido super práctico:

Infografía con las diferencias entre el psicólogo y el psiquiatra

Te dejamos una infografía donde puedes ver cada diferencia principal entre los dos profesionales.

Infografía - psiquiatra vs psicólogo diferencias

La gente a la que todo le va bien ¿cómo lo hace? 🔥

Puedes apuntarte y recibir gratis unos emails (muy originales) donde te contamos…

  • Qué es exactamente eso de ir al psicólogo
  • Por qué NO hay que estar como una regadera para sacarle partido
  • Consejos que puedes aplicar hoy para lograr una mente heroica
* Aviso: podrían entrarte ganas de cambiar tu vida *

Escrito con ❤️ por Sonia Rodríguez

Además de Psicóloga, dicen que se te puede ir fácilmente el tiempo hablando conmigo. Y también soy una persona despistada e inocente.

0 comentarios

Enviar un comentario

Info. de protección de datos

Responsable: Cristina Ropero Armijo y Sonia Rodríguez Báñez
Finalidad: contestar a tu correo electrónico o comentario, agendar una cita y/o enviarte nuestra newsletter.
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos se encuentran alojados en Raiola Networks.
Derechos: podrás ejercer tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email aquí o ante la Autoridad de Control.
Información adicional: encontrarás más información en nuestra Política de Privacidad