¿Quién anda ahí?

Esas de la foto somos nosotras.

Sonia es la de la derecha y yo (Cristina) la de la izquierda.

Se supone que aquí tenemos que explicarte que nuestra misión existencial es cambiar las vidas de las personas a través de la psicología.

Que es nuestra vocación desde pequeñas.

Y que somos unas superprofesionales con 10 carreras y 100 años de conocimiento acumulado.

Peeeeero…

 

cristina y sonia sobre nosotras

No lo vamos a hacer

No es serio.

Somos psicólogas y nos dedicamos a ayudarte a deshacer el lío que tienes en la cabeza. A superar esa situación que ahora mismo puede contigo.

Ese es nuestro trabajo. ¿Cómo lo ves? ¿Bien, mal?

Depende de lo que busques.

Lo de la vocación por cambiar vidas… la verdad es que no nos lo hemos planteado. No te vamos a engañar.

Mucha gente nos pregunta esto

Si realmente necesitan un psicólogo. Porque ellos están bien o porque ya se arreglará solo.

Nada en contra pero, por verlo en perspectiva, piensa en cosas como:

  1. Cuidar de una casa
  2. Planear unas vacaciones grandes
  3. Hacer un trabajo para la universidad

No pasa nada si lo haces todo tú, pero es más fácil si te apoyas en tu pareja, hablas con alguien que ya haya estado en ese sitio, o haces el trabajo con unos compañeros.

Ahora, hablemos de nosotras

Sonia y yo nos conocimos cuando estudiamos la carrera en Madrid, y de ahí en adelante siempre hemos sido inseparables, como Buzz y Woody.

¿Que si queríamos dedicarnos a esto desde pequeñitas?

No.

Somos psicólogas, no seres de luz 🦄

No siempre lo tuvimos claro: yo estuve a punto de elegir Farmacia en lugar de psicología, y Sonia casi se va por la rama de sociales…

Además de no tener una vocación desde siempre, pasa otra cosa.

Tampoco somos Superman

A veces nosotras también somos bordes, testarudas, o incluso nos ponemos tristes y lloramos.

Como todo el mundo.

Pero está bien. A la siguiente lo haremos mejor.

También nos gusta hacer cosas fuera del trabajo: a Sonia, coger la bicicleta e ir al teatro. A mí, hacer deporte y experimentar en la cocina.

(Nosotras somos las de abajo)

Ahora, hablemos de nosotras

Sonia y yo nos conocimos cuando estudiamos la carrera en Madrid, y de ahí en adelante siempre hemos sido inseparables, como Buzz y Woody.

quienes somos

(Nosotras somos las de la derecha)

¿Que si queríamos dedicarnos a esto desde pequeñitas?

No.

Somos psicólogas, no seres de luz.

No siempre lo tuvimos claro: yo estuve a punto de elegir Farmacia en lugar de psicología, y Sonia casi se va por la rama de sociales…

Además de no tener una vocación desde siempre, pasa otra cosa.

Tampoco somos Superman

A veces nosotras también somos bordes, testarudas, o incluso nos ponemos tristes y lloramos.

Como todo el mundo.

Pero está bien. A la siguiente lo haremos mejor.

También nos gusta hacer cosas fuera del trabajo: a Sonia, coger la bicicleta e ir al teatro. A mí, hacer deporte y experimentar en la cocina.

Sed sinceras: ¿Vale de algo ir a consulta?

Aquí, lo normal es que cualquier psicólogo que quiera venderte la moto te contestase que sí.

Por tanto, deberíamos decirte cosas como que con nosotras superarás todos tus problemas, y que tu vida ahora empezará a ser de color de rosa.

Pero seamos serios.

Si vienes a consulta, genial. ¿Que no? Pues genial también.

Tú puedes hacer lo que quieras.

Pero un buen psicólogo, uno de verdad, te dará las herramientas que de verdad te permitirán enfrentarte a lo que te agobia, a lo que te da miedo.

No te intenta mantener en su consulta.

Te enseña a no tener que ir más.

¡Pero ojo!

No hacemos magia.

¿Te imaginas? Borraríamos los problemas de tu existencia:

  • los nervios que antes no estaban y parece que nunca se van
  • ese dolor en el pecho que a veces aparece
  • el estrés que te provoca el tema del trabajo
  • esa sensación de soledad o que nadie te comprende
  • la parálisis provocada por tus pensamientos
  • o tus agobios en general, que te hacen sentirte mal sin motivo aparente (te cuesta dormir o respirar, tienes los nervios a flor de piel, lloras a menudo…)

Pero no podemos.

Si trabajas con nosotras, tienes que poner de tu parte.

Y no es fácil.

Es duro enfrentarse a los problemas, verse reflejado en el espejo, o admitir que no hacemos las bien. Pero es el camino más rápido para estar mejor.

Mira, te contamos algo

Todos los días nos cruzamos con gente que va como pollo sin cabeza, estresados. Problemas en el trabajo, en la universidad, en casa…

Agobios, anticipaciones. Siempre preocupados.

No lo gestionan bien, les supera

Y luego están esos a los que parece que todo les va bien. Esos a los que ya se les puede pinchar una rueda o ser despedidos, que no les afecta.

Seguro que conoces a alguien así.

Entonces, tenemos:

Preocupación continua… o ser feliz, sin más.

¿Moraleja?

La vida no va de solucionar todos los problemas. Va de estar tranquilo a pesar de su existencia.

Si tú también quieres ser feliz, sin más…

…pero se te está haciendo cuesta arriba, entonces necesitas herramientas.

Así que puedes hacer dos cosas:

Una: venir a terapia.

Dos: apuntarte y recibir gratis unos emails (muy originales), donde te contamos….

  • Qué es exactamente eso de ir al psicólogo
  • Por qué NO hay que estar como una regadera para sacarle partido
  • Consejos increíblemente prácticos para lograr una mente heroica

La decisión es tuya.

Nos vemos dentro.