Cuándo ir a un psicólogo 🧠 si no estoy loco (o eso creo) 👽

por Cristina Ropero
Las preguntas que tienes que hacerte si quieres saber cuándo acudir a un psicólogo. Te lo adelanto: estar loco y ser un ser extraterrestre NO son requisitos indispensables.
cuando ir al psicologo

Inicio » Blog » Cuándo ir a un psicólogo

En este artículo te voy a mostrar cómo saber cuándo ir al psicólogo y por qué tú, igual que muchos otros que ya han dado el paso, tampoco estás loco, ni eres un alien ni nada parecido.

A veces, simplemente, se necesita que alguien externo te ayude con un cambio personal, o te dé las herramientas adecuadas.

Todos alguna vez hemos sentido estrés, ansiedad, cambios de humor y otras formas de angustia emocional. Puede ser debido a problemas de pareja, a malas relaciones familiares, a un contratiempo en el trabajo, por no lograr resolver tus problemas económicos o simplemente haber tenido un mal día.

La mayor parte de las veces solemos llevarlo más o menos bien.

Sin embargo…

…hay otras en las que necesitamos una ayudita extra.

Tal vez lleves un tiempo un poco “chof” o sientas vacío, y no sepas cómo salir de ahí o cómo expresar tus emociones.

Puede que notes ciertos patrones negativos en tu estilo de vida, y no logres romper con ellos.

A veces, los signos de esta “angustia mental o emocional” son obvios, pero otras las señales no están tan claras.

A ver.

Importante.

Nuestras emociones, pensamientos y conductas tienen un efecto directo en nuestra energía, productividad y salud en general (no solo en la salud mental).

El hecho de conocerme, saber cuándo acudir a un psicólogo, por tanto, no es un signo de debilidad. Cuando te duele una muela, ¿verdad que vas al dentista?

Pues saber si necesito un psicólogo es igual de importante. De esta manera, reforzarás tu capacidad de hacer frente a los factores estresantes de la vida diaria, así como a desafíos puntuales, de la manera más eficaz.

De nada sirve ir sin rumbo claro. Es como si viajases en coche por la noche y sin luces.

Cuanto antes busques a alguien externo que sepa de esto y te eche un cable, antes llegarás a tu destino.

Dicho esto.

Veamos en qué situaciones podríamos mejorar nuestra calidad de vida a este nivel.

8 situaciones en las que es hora de ponerse en manos de un profesional

🤷‍♂️ Sientes malestar emocional y puede que ni sepas por qué

Llevas un tiempo sintiéndote mal y es posible que no sepas a qué se debe. Como hemos dicho, todos nos sentimos tristes, ansiosos o enfadados a veces (incluso yo).

Pero es importante prestar atención a cómo de frecuente aparecen dichas sensaciones, o cómo de intensas son.

Signos a los que prestar atención:

  1. Ves que no eres la misma persona que antes.
  2. Sensación de vacío interno.
  3. Te despiertas por la mañana y… de repente, pum, ese sentimiento vuelve.
  4. Estás teniendo problemas para dormir (duermes mucho o sufres insomnio).
  5. Llevas un tiempo largo en el que has perdido el apetito. O al revés, te da por comer de más.
  6. Dolores de cabeza, tensión en el estómago, aprietas las mandíbulas, se te acelera el pulso… sin que nada aparente lo provoque.

Y sobre todo sobre todo sobre todo…

Si ya no disfrutas de cosas que antes te gustaban.

Muchas personas, al encontrarse así, se sienten desconectadas de su vida. Por tanto, pierden interés en cosas que antes les encantaba hacer, como sus hobbies o quedar con los amigos.

Si ya te preocupa e incluso has probado otras cosas sin éxito, es buena idea darle al botón de PAUSE y ver qué pasa.

📉 No rindes igual en el trabajo o en los estudios

Una reducción en nuestro rendimiento laboral o en los estudios es un signo de que algo pasa.

Problemas a la hora de concentrarnos, dificultad para prestar atención, al memorizar o incluso bajos niveles de energía son algunos de los ejemplos asociados a esto.

Esta situación puede dar lugar a una apatía que nos impida disfrutar el trabajo o incluso odiar el propio trayecto a la universidad. Aparece un desinterés por mejorar o por solucionar errores, disminuyendo la productividad. Si eres, por ejemplo, abogado, médico o taxista, esto puede ser arriesgado para otras personas.

Acudir a terapia psicológica puede ayudar a autoregular nuestro comportamiento y aprender maneras más adaptativas de gestionar el estrés.

⏳ Quieres cambiar algo y no sabes por dónde empezar

La terapia psicológica puede ayudarte a convertirte en tu mejor versión. Respecto a ti mismo y a los demás.

Entender dónde estás y qué puedes hacer diferente te llevará a mejores resultados:

  • ¿Te ves sin rumbo?
  • ¿Notas que pasan semanas, meses… y no avanzas?
  • ¿Tu vida no es plena, y no sabes por qué?
  • ¿Sientes que el tiempo corre?

A veces no conseguimos hacer lo que nos proponemos. Lo importante es saber que estamos yendo en la dirección adecuada.

como saber si necesito un psicologo

Mucha gente ve como si hubiera perdido su identidad.

Parece que no saben ni quienes son.

Quizá no quieras trabajar de lo que has estudiado. Cambiar de pareja, de país, de vida. Quizá sospechas que tendrías que hacer una cosa y no te ves con fuerzas.

La terapia te puede ayudar a centrarte…

…y así ser una mejor versión de ti mismo. Identificar qué es lo que quieres y cuáles son los pasos para llegar ahí de la mejor manera.

Un cambio psicológico, resolver una crisis existencial, empieza desde dentro.

😩 Hay situaciones que te superan y no te quitas de la cabeza

Otras veces lo que nos motiva a venir es, simplemente, haber pasado un mal momento.

Un accidente de coche, una depresión grave… Puede ser incluso la muerte de uno de nuestros seres queridos. Son  situaciones normales en la vida, pero a veces estos momentos simplemente nos superan.

Situaciones que nos marcan y que no nos dejan pasar página.

En ese caso, también te vendría muy bien acudir a un psicólogo.

🍷 Usas el alcohol, las drogas, la comida o el sexo para hacer frente a ciertas situaciones

Se trata de conductas que te salen cuando te estresas.

Cuando discutes con tu pareja.

Cuando el trabajo te supera.

Cuando no puedes más.

Cuando estamos bajo estrés mental o impacto emocional, a veces convertimos cosas que resultan agradables o distractoras en todo lo contrario. Hay muchos ejemplos, todos indicadores de cuándo se debe de ir al psicólogo:

El alcohol. El tabaco. Una droga. Compras compulsivas. Apuestas. Sexo sin control. Atracones de comida.

Son recursos que te sirven para relajarte y evadirte. desaparecen. Y luego…

Luego los problemas siguen ahí, claro.

¿Te suena?

Al principio hay un alivio de cosas que no queremos tener (como la soledad, la ansiedad, al irratibilidad o los pensamientos negativos) pero, en el largo plazo, acaban exacerbando dichas conductas.

A veces llevan incluso a la dependencia.

🗣️ Algo falla al relacionarte con los demás

Algunas personas no logran construir relaciones sólidas, ni relacionarse adecuadamente con sus compañeros y superiores.

cuando se debe ir al psicologo

Otras se encuentran con que han alejado de sí mismos a la gente que realmente les importa. También es frecuente depender emocionalmente de alguien.

  • No me sé relacionar bien, siempre la cago
  • No tengo buenas habilidades sociales
  • No soy capaz de decir que no
  • No digo lo que realmente pienso
  • Nadie me entiende

¿Alguna vez se te han pasado estas frases por la cabeza?

Deberías acudir al psicólogo si es así, y sueles sentirte solo y piensas que no te entiende nadie. La ayuda psicológica te hace entender el impacto que tienes sobre los demás y cómo tu comportamiento les hace sentir.

Mejorarás tus habilidades sociales y, por tanto, tendrás mejores relaciones.

📅 Te pueden los problemas cotidianos

Con problemas cotidianos me refiero a gestionar el día a día, a tu pareja, a los niños o al trabajo/estudios.

Contesta a esto:

Con tu pareja… ¿sientes que no dejáis de discutir por todo? ¿Qué ya no es como antes? Parece que solo sois compañeros de piso. Se refleja incluso en la cama. Para esto podríais acudir específicamente a terapia de pareja.

Educar a los niños. Todo son berrinches. Desde por la mañana, no logras ni que desayunen solos, se enfadan por todo (¿te suenan las rabietas repentinas en el supermercado?). Problemas en el cole. Podríais acudir a un psicólogo que os de pautas, a un psicólogo infantil o incluso a terapia familiar.

El trabajo.

Aquí hay tres tipos de personas:

  1. Está el que no encuentra trabajo por más que busca y eso le preocupa
  2. Está la que se levanta cada día agobiada porque ir a trabajar a un sitio que no le gusta. Esa para la cual su vida empieza el viernes y termina con la angustia del domingo por la noche.
  3. El que siente que solo trabaja. No tiene tiempo para sus hijos, para su pareja, para sus amigos, para sus hobbies.

¿Por qué no podría ser todo más fácil?

Te diré algo:

El problema es como gestionas cada una de estas situaciones. Viene mucha gente a consulta con estos problemas…

…y salen de ellos con las herramientas que les permiten hacerlo bien.

👩🏻‍⚕️ Tienes algún tipo de trastorno, o has pasado por un trauma

Aquellos que tienen algún tipo de trastorno mental como biolaridad, depresión crónica, trastorno delirante, esquizofrenia, trastorno obsesivo compulsivo… o cualquier otro tipo de trastorno psicológico.

(Que por cierto, son personas normales como tú y yo, y son más de los que piensas)

También las personas que han sufrido una situación traumática (como un maltrato o un abuso sexual) y no se han recuperado completamente.

Estos también pueden beneficiarse enormemente de la terapia.

Permite explorar esas experiencias dolorosas.

En un espacio confidencial y libre de juicios, y así aprender las herramientas para hacer una vida lo más normal posible.

Cómo saber qué tipo de psicólogo necesito: 8 pistas

¿Sabes ese momento en el que vas a comprarte un ordenador?

Lo típico:

Un amigo que sabe mucho de ordenadores te dice que necesitas buena RAM, que si la tarjeta gráfica, que si por lo menos cinco núcleos…

Un montón de cosas que no entiendes, vaya.

como saber que tipo de psicologo necesito

Y te pones a buscar por internet: abres las típicas páginas de que “los mejores ordenadores” o “el top 10”. No te enteras de mucho, todos parecen iguales.

Cuando te quieres dar cuenta, llevas tres horas mirando, con los ojos rojos como tomates y menos idea que al principio.

Pues eso mismo pasa al elegir un psicólogo.

Voy a ahorrarte horas de búsqueda. Esto es lo que tienes que mirar.

Pregunta a tu alrededor

Parece una tontería, pero seguro que más de uno y de dos en tu entorno cercano han ido alguna vez a terapia.

¿Quién mejor que alguien de que conoces para recomendarte?

Probablemente ni si quiera lo sepas, porque por algún motivo que todavía no me explico, en el año en el que estamos esto sigue siendo un poco tabú (aunque cada vez menos).

Mira por internet

Busca a alguien que te inspire confianza. Mira si tiene opiniones de pacientes reales, no inventadas (esto se nota), y si tiene reseñas en Google.

Huye de los directorios de psicólogos.

Generalmente solo apareces si has pagado, por lo que no son un sitio objetivo donde mirar.

Habla con ellos

Hazle unas preguntas rápidas, por teléfono o email.

No tengas miedo de hablar con los terapeutas y preguntar lo que necesites saber: horario, tarifas, ubicación, si tienen servicio online, precio, estilo de trabajo… te puedes hacer una idea de si es lo que estás buscando.

Y recuerda:

¡Busca a alguien que te parezca cercano y te caiga bien!

Es MUY importante que esa persona te inspire confianza para poder abrirte y poder cambiar las cosas.

Mira su estilo de trabajo

Aunque no te lo creas, cada psicólogo tiene su estilo. Dentro de la psicología clínica existen diferentes escuelas o maneras de actuar.

Puede que te suenen: cognitivo conductual, psicoanálisis, interpersonal, humanista, Gestalt, sistémica…

es mejor un psicologo hombre o mujer

O no.

Es que soy un poco friki, y lo quería poner.

¿Qué hacemos nosotras en nuestro centro de psicología, Heroicamente?

Terapia Cognitivo-Conductual

Vamos, que básicamente nuestro comportamiento, pensamientos y emociones se encuentran cruzados.

A no ser que seas un marciano, claro.

No estoy 100% segura de si en marcianos será igual.

Total:

Nuestros pensamientos condicionan nuestras emociones y nuestras acciones. A su vez, nuestras emociones influyen en nuestros pensamientos y nuestro comportamiento. Y, por último, nuestras acciones impactan en nuestros pensamientos y emociones.

¿Tiene sentido, verdad?

Este enfoque permite dividir nuestros problemas en partes más pequeñas, haciéndonos conscientes de cada una de ellas.

A nosotras nos gusta trabajar así, aunque tenemos algunos toques del resto de perspectivas

La gente acaba contenta.

Pero oye, hay psicólogos muy buenos que trabajan de otra manera.

No es mejor ni peor.

Te invito a buscar el que más se adapte a ti.

¿Te viene bien desplazarte, o mejor online?

Imagina que sales de trabajar a las 18:00 de la tarde:

Llueve y hay atasco. Tienes que llegar, cambiarte corriendo, cambiar a tu hijo y llevarle a entrenar (hoy tiene fútbol).

Mientras está en su entrenamiento, te tomas un café y compras unas cosas que te hacen falta.

Vueeeelves corriendo y le dejas en casa.

Te vuelves a ir, y llegas a la consulta con el corazón en la boca.

¡Qué estrés!

¿La consulta de tu psicólogo te pilla bien? ¿Está cerca de tu casa, del trabajo? ¿Se compagina bien con tu vida?

Si la respuesta es que no, puedes probar con las consultas online.

Buscas un sitio tranquilo en tu casa, te pones los cascos y… y ya estás.

¿Especialista o no?

A no ser que tengas un problema muy específico, como por ejemplo una adicción a las drogas, no te recomendaría acudir a un psicólogo especialista.

Piensa que los psicólogos vemos a MUCHA gente.

Eso significa que escuchamos MUCHOS problemas.

Lo que implica que tenemos un arsenal de soluciones MUCHO más amplio cuanto más diferentes sean los problemas que vemos.

Por ejemplo, a terapia puede venir una sola persona, parejas, adolescentes, niños, grupos, etc. Algunos tienen problemas graves, otros tienen preocupaciones, otros se medican…

Cuanta más perspectiva, mejor.

¿Y si quiero llevar a mi hijo?

¿Buscas un psicólogo para tus hijos pequeños? (menos de 12-13 años).

Los niños son complicados, no a todo el mundo se le dan bien.

Asegúrate de que en este caso el profesional haya llevado niños y esté cómodos con ellos. Aquí sí puede ser interesante un especialista en niños.

¡Ah! Y con los niños menores de 7-8 años es difícil trabajar online. Valóralo también.

¿Mejor un psicólogo hombre o mujer?

Hay gente que se plantea esto, simplemente porque piensa que va a sentirse más cómodo al contarle sus problemas a una persona por su género concreto.

Te digo una cosa:

Da igual que sea mujer, hombre o rinoceronte. Lo importante es que el psicólogo/a tenga buenas referencias y sea profesional.

Solo así resolverás tus problemas.

Alguna vez te has preguntado: ¿necesito ayuda psicológica? 

Entonces recapitulemos.

Puede ser necesario ir al psicólogo cuando sientas que hay algo que interfiere en tu vida, y no logras gestionar:

  • Muchas veces son situaciones cotidianas
  • Otras es una falta de habilidades sociales
  • Una ansiedad por cosas que se escapan a nuestro control
  • Actitudes que nos dañan (como recurrir al alcohol, mentiras, apuestas, la comida, etc.)
  • Sentirse mal sin saber por qué. Sin rumbo, perdido, triste…
  • Si ya has estado antes en tratamiento psicológico y crees que te vendría bien retomarlo.
  • Trastornos de la personalidad, trastornos mentales (muchas personas los tienen).
  • Y, por último, si se trata de situaciones complicadas que no superamos: un accidente de tráfico, una depresión que no se pasa, la muerte de un ser querido, dolor emocional, traumas…

De dejamos por aquí un listado ´de síntomas de ansiedad con el que puedes identificarte. Son un montón, y podemos apreciarlos en nuestro cuerpo, pensamientos y conductas (dolor en el pecho, falta de aire, trastornos digestivos, aislamiento social, ideas catastr´oficas, disminucion del apetito sexual, cambios en la conducta alimentaria… ).

Por último, decirte que un buen psicólogo tiene que escuchar.

Empatizar contigo, para entender las dificultades desde tu punto de vista.

Un poco no.

Mucho.

Luego le dará la vuelta a esas dificultades. Te las lanzará. Las ignorará. Después te sacará otras, y las hará más grandes. Y así hasta que dejen de superarte.

Un buen psicólogo hace todo eso y más: te ayuda a vivir mejor

Puede que incluso te haga pasarlo mal en algunas ocasiones.

Normal.

Es difícil enfrentarse a los problemas, pedir ayuda. Hay que ser valiente para dar el primer paso.

Si quieres que enfrentemos los problemas contigo, hacemos terapia psicológica, y también damos consejos prácticos por email.

Los detalles aquí abajo 👇

Tu turno

¿Tú qué piensas?

¿Has ido alguna vez al psicólogo o conoces a alguien que haya ido? ¿Cómo fue? ¿Crees que es para todo el mundo?

Cuéntamelo en los comentarios.

La gente a la que todo le va bien ¿cómo lo hace? 🔥

Puedes apuntarte y recibir gratis unos emails (muy originales) donde te contamos…

  • Qué es exactamente eso de ir al psicólogo
  • Por qué NO hay que estar como una regadera para sacarle partido
  • Consejos que puedes aplicar hoy para lograr una mente heroica
* Aviso: podrían entrarte ganas de cambiar tu vida *

Escrito con ❤️ por Cristina Ropero

Soy la típica a la que todos van a contarle las cosas que no le cuentan a nadie más. Además, soy deportista, cocinera, viajera, testaruda... Y Psicóloga. Eso también.

0 comentarios

Enviar un comentario

Info. de protección de datos

Responsable: Cristina Ropero Armijo y Sonia Rodríguez Báñez
Finalidad: contestar a tu correo electrónico o comentario, agendar una cita y/o enviarte nuestra newsletter.
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos se encuentran alojados en Raiola Networks.
Derechos: podrás ejercer tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email aquí o ante la Autoridad de Control.
Información adicional: encontrarás más información en nuestra Política de Privacidad